Qué ver en Marsella, puerto Mediterráneo

Comparte la entrada:

La ciudad de Marsella esta llena de vida, de contrastes, de culturas que se mezclan en un mismo espacio y que confieren a esta ciudad portuaria un cariz de locura y pasiones. Esta un poco sucia, todo sea dicho, pero lo cierto es que consigue atrapar a quien tiene la suerte de visitarla. A mi me encantó y por eso quiero compartir lo mejor que ver en Marsella.

Yo he tenido la suerte de visitarla gracias al Programa Erasmus+ de educación no formal y pude acudir a un seminario en Marsella sobre Emprendimiento Social. Allí expusimos sobre Luminaria, un proyecto de arte contemporáneo en los mercados de Usera, Madrid.

Entre los muchos destinos que tiene Francia para visitar para mi hay dos muy especiales, uno es la ciudad amuralla de Carcassonne y el otro es la ciudad de Marsella.

Además, Marsella, a pesar de ser una ciudad francesa no es una ciudad cara (y si crees que no es apta para tu bolsillo ya sabes que siempre existen artimañas para viajar barato por Europa).

1 Lo mejor de la ciudad

1.1 Le Panier

1.2 Vieux Port

1.3 Notre Dame de la Garde

1.4 Les Calanques

2 Dónde comer

2.1 La cantin du Midi 

2.2 Les Ondines

2.3 Cours en Vert

3 Dónde dormir

4 Vida Nocturna

5 Seguro de viaje y DESCUENTO

Qué ver en Marsella

Lo mejor de la ciudad

Para empezar a conocer un poco la ciudad puedes participar de un Free tour por el centro de Marsella y luego ya moverte a tu aire.

Le Panier

El barrio antiguo de Marsella, que en español quiere decir La panera. Una buena manera de llegar hasta él y recorrerlo es pasar primero por la Catedral. Esta se encuentra al lado del puerto y en frente de la Ville Mediterrane, un edificio con una arquitectura única en el mundo.

En el mismo espacio se encuentra también el Mucen, un área de exposiciones cuya arquitectura también es digna de admirar. Aunque las exposiciones son de pago es posible subir hasta su terraza en el techo y poder gozar de las vistas, que son realmente bonitas.

Catedral de Marsella

Desde esta misma terraza sale un puente que une este edificio con el Fuerte de Saint Jean, que en su momento protegió el puerto de Marsella de posibles ataques. Se encuentra en muy buen estado de conservación y es posible callejear por él y disfrutar de las vistas del puerto y de las islas que se ven desde allí.

Otro puente sale desde el fuerte para llegar hasta Le Panier, la parte más antigua de la ciudad. Pasear callejeando por allí realmente merece la pena. Y sentarse en una de las múltiples terrazas es casi obligatorio.

Es, sin duda, un barrio con mil rincones por descubrir.

Vieux Port

Pegado a Le Panier el Vieux Port, o Puerto Viejo, es uno de los lugares más concurridos de todo Marsella.

13217236_10207904272917778_8793210961657304883_o

Rodeado de bares por todas partes es el epicentro de la vida de la ciudad. Desde esta zona es de donde salen los autobuses hacia todas partes.

Y desde aquí mismo es también donde encontraremos los barcos:

  1. Hacia las playas: hechas de forma artificial son ahora un punto de encuentro para los amantes de los deportes de agua como el surf, windsurf o kitesurf.
  2. Hacia las islas: Marsella cuenta con unas islas muy cercanas. Una de ellas famosa por ser la ubicación del Castillo de If. Donde estuvo prisionero Edmond Dantés, el Conde de Montecristo. Puedes reservar tu entrada sin colas al Castillo de If desde aqui.

Notre Dame de la Garde

Desde el Viux Port, el autobús número 60 sube hasta Notre Dame de la Garde, preciosa basílica que tiene las mejores vistas de todo Marsella. Ir al atardecer es una verdadera maravilla. Eso si, Marsella es una ciudad de mucho viento y aquí arriba se nota aún mucho más. Y cuando lo señalo es porque llega a ser muy molesto.

Es muy bonita y además muy curiosa, decorada con barcos por todas partes. Lo que tiene sentido pues su nombre quiere decir Nuestra Señora de la Guarda.

Para volver hacia el centro se puede bajar andando sin necesidad de volver a tomar de nuevo el autobús.

Les Calanques

Si quieres salir de la ciudad e irte a relajar un rato sin duda encontrarás belleza y tranquilidad en la costa. Tanto a derecha como a izquierda de la ciudad encontramos Les Calanques, pequeños acantilados con unas aguas azules preciosas.

Costa de Marsella

Hay caminos para poder recorrer los acantilados, tanto desde el pueblo de Cassis como desde Niolon. Ambos pueblos tienen trenes diarios con Marsella y no tardas más de 15-20 minutos en llegar.

Dónde comer

La cocina en Marsella es de lo más variada, encuentras restaurantes con comidas de todo el mundo. Muy acorde con su carácter multicultural. Yo te recomiendo tres lugares que se caracterizan por sus ideas sociales y ecológicas:

La cantin du Midi

Rue Bernard, 36 Desde el centro tomamos el autobús 49 y nos bajamos en Bernard Clovis Hugues. Se trata de un restaurante social colaborativo. Con talleres de cocina para el vecindario y un ambiente muy casero. Tiene menús a muy buen precio y siempre esta lleno. Muy cercano al restaurante se encuentra La Friche un espacio multiusos del vecindario al que merece la pena ir a dar una vuelta o tomar un café.

Les Ondines

Rue Saint-Bazile, 19 A pocos minutos de la parada de metro de Canebière es un lugar lleno de color y donde se nota que hacen la comida con mucho amor. Hacen un pan espectacular.

Cours en Vert

Cours Julien, 102 Es un restaurante vegetariano, donde sirven cervezas ecológicas, deliciosas, y donde dan clases de cocina vegetariana con influencias de distintos países (en algo debía notarse que su dueños es marroquí).

Dónde dormir

Para dormir te recomiendo el hostel Hello Marseille. En pleno centro, a menos de 5 minutos del Vieux Port. Es uno de los alojamientos más baratos de Marsella y además se trata de un lugar de encuentro para proyecto sociales ¡Ah! Incluyen desayuno.

También te recomiendo En Face, mini apartamentos para disfrutar de la ciudad con gran comodidad. Lo mejor es que te podrás cocinar y ahorrar bastante.

Vida Nocturna

La zona de Cours Julien es la zona de bares de Marsella. Tiene muchas terrazas y un ambiente muy alternativo, además las calles están llenas de colores gracias a los graffitis que las inundan.

Seguro de viaje y DESCUENTO

Ya sabes que siempre recomiendo ir con seguro de viaje (desde mi accidente de moto lo tengo más claro que nunca). Yo lo hago con Chapka Assurance porque tienen los mejores precios y coberturas además de asistencia 24 horas en castellano. Además, por ser lectora de Camino Salvaje, tienes un descuento del 7% si lo contratas desde este enlace.

¿Te gustaría conocer Marsella?

¿Qué te parece la ciudad?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, ¡y a ti te cuesta lo mismo!

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08

2 comentarios

  1. Hola,

    Leyéndote me entraron muchas ganas de conocer Marsella. Siempre me ha recordado al conde de Montecristo, pero por tus fotos se ve una ciudad muy moderna, nada que ver con la imagen provinciana que destilaba por la páginas de la novela del siglo XIX.

    Un saludo

    Ana

    1. Hola Ana!

      Es una ciudad muy bonita aunque de imagen provinciana ya tiene poco, el barrio de Le Panier conserva un poco más ese aire (por eso pasear por las callejuelas de esa zona mola tanto). Si te decides a visitar Marsella puedes ir al Castillo If, yo no fui pero tiene que ser interesante!
      Me alegro de que te hayan entrado ganas, a mi la verdad es que me gustó mucho.

      Un saludo,
      Julia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *