Conducir en Vietnam: deporte de riesgo

Comparte la entrada:

Si te gustan los deportes de riesgo apunta este: conducir en Vietnam. En un país inundado de motos no puedes dejar de pasar la ocasión de alquilar una y viajar por carreteras perdidas a pueblos sin nombre.

La moto en Vietnam da una libertad brutal, permitiéndote moverte por las zonas más apartadas donde verás la otra cara de Vietnam, más amable. Por eso, aunque sean unos terribles conductores, te recomiendo la experiencia de salir de los caminos más trillados.

Conducir en Vietnam

Conducir en Vietnam

Hay que tener mucho cuidado al conducir por Vietnam porque no he visto país donde tengan menos respeto por el resto de quienes circulan. Pero es que además la cantidad de motos es asombrosa. Motos que se cruzan constantemente, que se adelantan.

Y pitidos. Muchos pitidos. Para todo y por todo ¿con qué motivo? Pues para avisarse y señalarse en la carretera. Como no utilizan los intermitentes ni se respetan los carriles, cuando quieres adelantar debes lanzarte y pitar para que el otro sepa que vas y no se cruce (incluso así se cruzan). El caso es que por algún extraño motivo funciona.

Pero la cosa no mejora cuando sales de la locura motorista de las ciudades. Porque en la carretera están los simpáticos camiones, las carreteras mal asfaltadas o con agujeros en el pavimento, los coches ansiosos por adelantar… Lo cierto es que tuve mis momentos mientras conducía en Vietnam.

Cuando me pillaba la noche en la carretera no me sentaba nada bien, sabía que eso significaba no ver los coches venir, primero porque algunos no quitan las largas jamás y luego porque algunas motos no usan luces por la noche. Vamos, o mucho o poco, pero complicado verles por la noche.

Repostando en VietnamDespués de todas estas cosas malísimas que te he dicho sigo insistiendo: es una maravillosa libertad. Es lo mejor.

Lo que más he disfrutado en Vietnam han sido los lugares que he conocido con la moto. Por eso te lo recomiendo. Por que ni toda la locura de la carretera se puede comparar al placer de conocer las zonas donde aún queda un poco de sosiego en Vietnam.

Gracias a la moto pude recorrer la región de Ha Giang, pude descubrir con calma la belleza de la isla de Cat Ba o conocer los pueblos del Mekong, que se esconden entre canales, vida y belleza.

Cómo alquilar una moto

Es lo más sencillo del mundo. En la mayoría de alojamientos alquilan motos. Te pedían el pasaporte, en algunos sitios se lo quedan hasta que devuelves la moto, en otros hacen una copia. Lo normal es pagar al devolver la moto y suelen dártela con la gasolina justa para que llegues a la gasolinera más cercana. Llenar el deposito de una scooter, el modelo de moto por excelencia en Vietnam, cuesta alrededor de 50.000 Dong, que son 2€ aproximadamente.

Ha Giang

Los cascos no son para tirar cohetes pero supongo que para las velocidades de Vietnam son suficientes. Y es que dependiendo de la zona no se va más rápido de 30 ó 40 Km/h. Eso en circunstancias bastante buenas. En las ciudades lo normal son los 20 Km/h. Vamos, que es para ir tranquilo y con paciencia, sabiendo que en hacer 30 kilómetros tardas una hora.

Comprar una moto en Vietnam

Otra opción es comprar una moto en el lugar al que llegues. Si quieres recorrer el país y llegas a Hanoi puedes comprarla ahí y venderla en Saigon, o a la inversa. Mucha gente que va varios meses lo hace, esta claro que para un viaje de 15 días no te compensa, pero si quieres pasar más tiempo es una buena opción.

Su precio ronda los 200/250 € y luego la puedes vender por prácticamente el mismo precio. La venta es sencilla, en los hostels conocerás otros viajeros que quieran comprar tu moto. Hay bastante gente que decide cruzar el país de esta manera.

No dudes en consultar:

Seguro de viaje y DESCUENTO

Ya sabes que siempre recomiendo ir con seguro de viaje (desde mi accidente de moto lo tengo más claro que nunca). Yo lo hago con Chapka Assurance porque tienen los mejores precios y coberturas además de asistencia 24 horas en castellano. Además, por ser lectora de Camino Salvaje, tienes un descuento del 7% si lo contratas desde este enlace.

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08
Thakhek
Guías de viaje

Thakhek y el recorrido hasta Kong Lor

La ciudad de Thakhek, en Laos, no puede ser definida como bonita o particular o nada semejante. Sin mucho encanto

Festival de las águilas
Crónicas de viajes

El Festival de las Águilas de Mongolia

Cuando acaba el verano y las temperaturas bajan drásticamente, los nómadas de etnia Kazaja abandonan las montañas y bajan con

4 comentarios

  1. Hola Julia,
    A pesar de ser un ciclo viajero me voy a pasar a la moto en mi proximo viaje en Vietnam. Hace tiempo que siguo tu web y encontre este articulo entre otros (como lo del presupuesto o sobre la provincia norteña) muy bueno para tener una primera idea del tema y conocer los basicos de este modo de viaje.
    gracias por compartir tus experiencias y trucos de viajera.
    Saludos,
    Bruno

    1. ¡Hola Bruno!
      La moto en Vietnam es la reina 😉 Me alegro de que hayas encontrado artículos que te hayan servido de ayuda. Ya sabes que si tienes cualquier duda aquí estoy para ayudar en lo que necesites ¡Tú te pasas a la moto y yo mi siguiente viaje me quiero pasar a la bici!
      Nos vemos por el camino. Un abrazo,
      Julia

    1. ¡¡Hola!!
      Me alegro que os haya motivado la idea de la moto. Honestamente no sé si es legal o no… Pero es algo muy común. Comprar y vender una moto así como moverse con ella por el país son actividades que ocurren diariamente, jamás escuché de nadie que tuviera ningún problema con la policía por este tema.
      Siento no poder ser de mayor ayuda.
      Un saludo,
      Julia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *