Guía para viajar a Laos: país del millón de elefantes

Comparte la entrada:

Laos, conocido como el país del millón de elefantes, es uno de los países del Sudeste Asiático más desconocidos, uno de los menos visitados por los viajeros que recorren la región.

Es, sin duda, un país para disfrutar de su naturaleza, con sus cuevas, sus cascadas, las montañas. Cruzado por el Mekong de norte a sur, no le faltan encantos para ser una opción a considerar seriamente en un viaje por la zona.

Aquí te dejo mi guía para viajar a Laos para que te ayude a organizar tu viaje.

Guía de Laos

Guía para viajar a Laos

Guía para viajar a laos VisadoMoverse por el paísUn triste recordQué comer en Laos Viajar a Laos: qué ver de sur a norte4.000 islasPakse y el recorrido de las cascadas​ChampasakThakhek y el recorrido de las cuevasVientianVang ViengLuang PrabangNong Khiaw y Muang NgoyPresupuesto para LaosSeguro de viaje y DESCUENTO

Visado

Para los españoles el visado a Laos cuesta 35$ y lo puedes conseguir al llegar, no hace falta que lo tengas por adelantado. Nada de embajadas, algo que se agradece. Aunque ya te conté como es la frontera de Camboya a Laos… El resto de fronteras o el mismo aeropuerto no deberían suponerte ningún problema (¡visto lo visto no aseguro nada!)

Moverse por el país

Al igual que el resto de países del Sudeste Asiático moverse es bastante fácil.

Autobus: Todos los hostel proporcionan servicio de transporte y a veces resulta más práctico que el transporte local más que nada porque TODAS las estaciones de autobús del país se encuentran en las afueras de las ciudades o bastante alejadas del centro, por lo que se necesita un tuk-tuk para llegar, con lo que al final la diferencia de precio no es tan grande (hablamos de céntimos en la mayoría de los casos).

Moto: El alquiler de motos en Laos es bastante sencillo y en mucho casos casi la única manera de descubrir determinadas zonas, como es el caso de los alrededores de Pakse o Thakhek. Las carreteras no son las mejores del mundo pero no suponen un gran problema.

Las opciones son o automática o semiautomática, estas últimas considerablemente más económicas que las primeras. Dentro de las semiautomáticas encontrarás dos modelos, las motos de la compañía Honda y un modelo producido en China con muy mala fama entre los laosianos, que siempre te dirán que son muy malas. Por eso mismo estas últimas cuestan la mitad que la otras. Yo siempre fui con el modelo chino (¡que viva el ahorro!) y nunca tuve ningún problema.

Te aviso, en algunas zonas, el robo de las motos alquiladas a los turistas es más común de lo que cabría desear… Eso si, no pasa lo mismo con el modelo de China, como a nadie le gustan esas no las roban.

Tren: Por lo visto existe pero yo no lo vi, tampoco lo busqué, he de confesar. Quizá son los padres… Si tu sabes cómo funciona, te has movido con el, por favor, ¡cuéntanoslo en los comentarios!

Para moverte mientras viajas por Laos puedes reservar tu transporte desde este enlace.

Un triste record

Lo que poca gente sabe de Laos es que tiene el récord, triste récord, de ser el país más bombardeado del mundo. Resulta que durante la guerra de Vietnam EEUU también se dedicó a bombardear al país vecino. Laos recibió tal cantidad de bombas que aún hoy en día muchas de ellas siguen enterradas y causando bajas entre la población civil del país.

En la capital, Vientiane, es posible visitar el centro COPE y conocer un poco más sobre esta historia. Es una de las mejores visitas de la ciudad.

Thakhek

Qué comer en Laos 

Laos tiene una comida muy variada que me sorprendió. Muchos platos tradicionales como el Laap, o la típica sopa de noodles que podrás encontrar por todas partes y que suele ser lo más económico (lo que los laosianos consumen) y que además está riquísima.

La ensalada de papaya o los bocadillos (bocadillos con pan de verdad, herencia de los franceses) también los encontrarás por todo el país.

En Luang Prabang puedes hacer una Clase de cocina Laosiana con comida y descubrir más sobre su gastronomía.

Viajar a Laos: qué ver de sur a norte

La entrada desde Camboya tuvo sus contratiempos, podría definirla como interesante. Sin duda no la mejor llegada que puedes tener en un país el resto del viaje compensó la experiencia. Vamos a ver mi recorrido desde el sur del país hasta el norte:

4.000 islas

Amor a primera vista, eso me pasó con las 4.000 islas de Laos. Una zona para desconectar. Pasear, ver a tardecer en el Mekong (algunos de los mejores atardeceres que he visto en mi vida han sido aquí). Una zona que hasta hace muy poco escapaba a las rutas de viajeros que va ganando más y más fama a medida que se extiende el secreto: son una maravilla.

La más popular y que más servicios ofrece es Don Det, donde puede alquilar un bungalow con vistas al atardecer, en frente del río, por menos de lo que te cuesta una ración de bravas. Esta está unida a la isla de Don Khon por un puente, por lo que puedes alquilarte una bici y moverte por las dos islas sin problema.

En Don Khon, más tranquila aún que Don Det, podrás disfrutar de las cascadas de Li Phi, una autentica maravilla del río Mekong, que en realidad, más que una cascada son cientos de ellas en el mismo sitio, con unos colores que van del verde al marrón en todos sus espectros.

Si vas con la bici aprovecha para pasar por la playa Bo Hu, bastante poco conocida, es un lugar tranquilo donde ir a tirarse en la arena y quitarse el polvo del camino con un chapuzón en el río. Pásate por la cascada Tad Kane Pa Soi, aunque no tan impresionante como Li Phi es camino merece la pena.

Presupuesto para Laos

Para llegar a las islas necesitas, obviamente un barco, este suele ir incluido en los billetes de autobús que compras con destino a las 4.000 islas, incluso si llegas de Camboya, como fue mi caso, el barco va incluido en tu billete de autobús.

Alojamiento

Sin duda merece la pena tener un bungalow frente al atardecer. Con tu hamaca en la terraza serás la reina del mundo. Por eso te recomiendo los Riverside Bungalows.

Pakse y el recorrido de las cascadas

La ciudad de Pakse tiene poco encanto, la verdad. Nada muy extraordinario salvo encontrarse en una región plagada de cascadas, la Meseta de Bolaven. Una región famosa por sus plantaciones de café que irás encontrando a lo largo de toda la ruta. Además se trata de una región con gran cantidad de grupos indígenas que podrás conocer parando en sus pueblos.

Desde Pakse se puede alquilar una moto y hacer el recorrido de la zona. No te preocupes, cuando alquiles la moto te darán un mapa y todas las indicaciones que necesitas para conocer la zona. Te aviso que deberás tener cuidado con la moto, esta es de esas zonas en las que los robos de moto a turistas no son algo extraordinario.

Hay dos recorridos que puedes hacer: el de dos días y el de tres. Yo hice el de tres y lo cierto es que no hace falta… El de dos días recorre las cascadas más bonitas de la zona. En el recorrido largo llegarás a una zona con cascadas bonitas si, pero que no son accesibles y son únicamente visibles desde miradores. La única que merece la pena es en la que se hace noche y, aunque es realmente bonito, tras tantas cascadas no sorprende tanto.

Tomando la carretera número 16 y luego desviando a la 20, la primera parada es en la cascada Tad Phasouam, donde podrás bañarte. No es la más espectacular de la ruta pero por eso mismo cuenta con menos visitas que otras cascadas más populares y podrás disfrutar del lugar casi en exclusiva.

La ruta continua por un bonito paisaje hasta la cascada de Tad Lo, grande, con mucha agua y unos preciosos atardeceres es un buen lugar para hacer noche pues cuenta con gran cantidad de guesthouse. Si te encuentras con ganas puedes seguir hasta Kok Phung Tai y hacer un homestay (alojarte en casa de una familia local), debes tomar el desvío dirección a Thateng.

Aquí esta Captain Hook Homestay que además organiza visitas a su plantación de café y te habla sobre la vida y tradiciones de su pueblo. Captain Hook pertenece a la étnia Katu (una de las muchas que habitan en la región) y es un estupendo orador con un inglés bastante bueno. Entre otras cosas podrás aprender sobre el café, sobre plantas medicinales, sobre las tradiciones de la comunidad o probar hormigas rojas. El recorrido dura unas 3 horas, tenlo en cuenta. Personalmente fue una de las mejores experiencias de todo el recorrido.

Continuas hasta Thateng y ahí deberás decidir si desviarte hacia la ruta larga o a la corta.

Para hacer el recorrido largo continua hacia Sekong. La siguiente cascada es la de Tad Houa Khon en cuyas cercanías hay varias lugares donde podrás alojarte, lugares con mucho encanto donde el agua esta tan cerca que podrás escucharla mientras te quedas dormida. Dormir en esta zona es la única razón por la que merece la pena hacer el recorrido largo.

Al día siguiente llegan las cascadas que solo verás desde miradores: Nam Tok Katamtok, Tayicseua, Tad Alone. Son muy impresionantes pero ninguna para bañarte o quitarte el calor de la ruta.

El recorrido hasta Paksong es muy bonito pero la ruta no se encuentra en muy buen estado por lo que tendrás que tener cuidado.

En Paksong vuelves a estarán la ruta 16 que se encuentra perfectamente asfaltada. En este último tramo se encuentran alguna de las cascadas más impresionantes. La primera parada es en Tad Yuang una impresionante cascada con forma de escalera.

Tad

La siguiente es Tad Fane, también doble cascada se divide entre la caída norte y la sur. Solo se ve desde un mirador pero un camino oculto entre la vegetación te lleva hasta lo alto de la caída norte. Ahí una pequeña poza y una pequeña cascada te recibirán. El camino para llegar es complicado y la ruta poco (nada) conocida por lo que no hay nadie. De hecho, este camino comunica con Tad Yuang, aunque personalmente no llegué tan lejos pues el camino esta realmente en un estado bastante malo y se hacía tarde.

La última cascada del recorrido es Tad Champee y creo que personalmente mi favorita. Puedes bañarte en ella.

A lo largo de todo el recorrido encontrarás gran cantidad de Guesthouse y Homesatay donde podrás alojarte, no te preocupes por eso. En la ciudad de Pakse te recomiendo el Pakse Backpackers. 

Champasak

Muy poco conocido y sin embargo cuenta con un templo Patrimonio de la Humanidad. El pueblo a orillas del río es bonito y tranquilo, sin grandes alicientes salvo su apacible ambiente y unas bonitas vistas del Mekong. 

En las cercanías se encuentra el Templo Wat Phu. Perteneciente al Imperio Kremer, los mismos que levantaron Angkor. Aunque no conserva gran cantidad de edificios el lugar es un importante centro de culto para los laosianos.

Aquí se celebra el Festival de Wat Phu que coincide con el tercer mes del calendario lunar (hay que mirar anualmente las fechas porque cambian). Llena el lugar de música, peregrinos, comida y demás actividades. Si coincides por las fechas te recomiendo que vayas a ver este evento.

Loop de Thakhek

Thakhek y el recorrido de las cuevas

Otra ciudad sin mucho encanto pero en una zona muy espectacular. En este caso la ruta de los alrededores es para visitar cuevas. Muchas e impresionantes cuevas. Y la ruta por la carretera es alucinante, de hecho una de las rutas más bonitas del país, en mi opinión. La ruta son 3 ó 4 días dependiendo de cómo quieras volver. Si quieres saber más sobre esta impresionante ruta te recomiendo que le eches un vistazo al articulo sobre Thakhek y sus cuevas.

Alojamiento

En la ciudad de Thakhek puedes alojarte en el Naga Hostel Café si no te importa que sea una habitación compartida. Está todo super limpio. Si no quieres compartir habitación el Inthira Thakhek es un poco más caro pero es una opción genial e incluye desayuno.

Vientian

La capital laosiana es la gran desconocida del país. Es cierto que le falta el encanto que encuentras en otras zonas pero no deja de ser un lugar digno de visitar y una de las ciudades más limpias del Sudeste Asiático.

Yo no le dedique mucho tiempo pues no soy una persona muy de ciudades, prefería tener más días en el norte del país. Pero pasear por el centro histórico y visitar algunos de sus templos, entre ellos el dorado Wat That Luang Tai, el Palacio Real, o el Patuxai (su Arco del Triunfo) son una buena manera de conocer un poco más sobre el país.

Personalmente la visita que más me gustó fue la del Centro de Visitantes COPE, donde aprender sobre la triste historia del bombardeo del país y todas las consecuencias que el país aún acarrea. El lugar se encuentra en las instalaciones de Centro Medico de Rehabilitación y la entrada es gratuita.

Alojamiento

Cuando estuve en la ciudad me alojé en Barn Laos Hostel sencillo pero céntrico, barato y limpio, para mi cumplió su función para la única noche que pasé. Además incluye desayuno.

Vang Vieng

Conocida como la capital mundial del tubbing, gracias a dios ha perdido parte de su alocada vida nocturna. Y ¿por qué? pues porque más de uno se ha matado con el famoso tubbing bajando borrachos como cubas.

Hoy en día aún puedes practicarlo pero solo dos de los bares siguen estando abiertos en el recorrido del río. Lo cierto es que Vang Vieng sigue atrayendo a jóvenes en busca de fiesta. El alcohol gratis, si, alcohol gratis, es una practica popular en gran cantidad de hostels, que regalan whisky laosiano a todo el que se acerque. Lo regalan porque es algo que no comprarías ni muerta, ya te lo digo.

La pena es que la zona, la naturaleza y las vistas del río son una maravilla que se ve enturbiada por el ambiente de borrachos que se respira. Y es que la gente va cocida casi desde que amanece.

Yo aproveché mi paso para todo lo contrarío, relajarme y descansar tras haber viajado con un grupo enorme durante el recorrido de Thakhek, algo a lo que no estoy acostumbrada (y que me resulta agotador).

Alojamiento

No quería un hostel fiestero de esos donde reparten alcohol gratis. Por lo que me alojé en Vang Vieng Camellia Hotel. Con unas vistas increíbles de la zona, sin ruido ni fiesta por la noche, algo digno de mencionar tratándose de Vang Vieng.

Luang Prabang

La capital religiosa del país es una maravilla. Bonita a rabiar, llena de monasterios, con un aire místico difícil de ignorar. Es aquí donde podrás ver las ofrendas a los monjes que se producen a primera hora de la mañana.

Pero no es lo único que ofrece Luang Prabang:

Visitar los templos y monasterios que llenan el casco histórico. Escuchar los tambores y platillos al atardecer, la llamada de los monjes. Pasear por los recintos, sentarte a relajarte en alguno de sus bancos a la sombra. No sé la de horas que me pude pasar sentada sintiendo la calma que se respira en estos lugares.

No puedes dejarte el Palacio Real ahora convertido en museo. Podrás descubrir como fue la vida de la realeza laosiana a través de esta interesante visita a la que fuese su casa. Con su mobiliario y objetos personales expuestos es una introducción genial a la vida palaciega. Eso si, no esperes aprender sobre la historia de Laos ni cosas así, es puramente un palacio, con sus recuerdos e información sobre quienes lo habitaron, no sobre lo que pasaba de puertas para afuera.

Ver el atardecer desde lo alto de la montaña Phousi, en cuya cima se encuentra el lugar de culto That Chomsi. Durante la subida puedes parar y visitar un pequeño templo, una huella de Buda y una cueva sagrada. Vamos, que a pesar de los cientos de escalones hay varias paradas donde coger aire. Cuenta la leyenda que la montaña la puso aquí el Rey Mono que la trajo de Sri Lanka.

La cascada Kuang Si es una de las más bonitas que he visto en mis viajes. Me pasé el día entero allí y me supo a poco. Aprovecha para visitarla pronto por la mañana y luego disfruta el resto del día bañandote en sus diferentes pozas. Así podrás verla sin tanta gente como hay durante el resto del día.

Kuang si

Cruzar el puente de bambú y pasear por Ban Xanghong es otra de las opciones de Luang Prabang. En esta zona podrás ver cómo se tejen algunas de las artesanías que se venden en el mercado nocturno.

Relajarte en el bar Utopia. Sí, tengo que recomendarte este lugar porque es genial. Es un poco caro, no lo voy a negar, pero tomar algo al atardecer allí merece la pena por las vistas y el relajado ambiente. También puedes jugar al voley y practicar yoga por las mañanas.

Probar los deliciosos bocadillo en alguno de los puestos callejeros. No sé por qué la ciudad tiene una gran cantidad de puestos de bocadillos, gracias franceses por llevar el pan a Indochina. Y están buenísimos. Tampoco faltan los puestos de pancakes y de zumos y sorbetes de frutas.

Recorrer el mercadillo nocturno y descubrir las artesanías locales es otra actividad de lo más popular. Si vas a comprar algo no te olvides de regatear.

Alojamiento

El alojamiento es Luang Prabang es más caro que en otras zonas del país. Yo me alojé en Lakangthong 2 friendly House con un buen ambiente viajero, tiene un área común con piscina y el desayuno esta incluido.

Nong Khiaw y Muang Ngoy

Este pequeño pueblo en las montañas fue otro de los grandes descubrimientos del país. El río divide el pueblo en dos zonas, el pueblo propiamente dicho y la zona para turistas con guesthouse, hoteles, restaurantes y agencias que organizan distintas actividades en los alrededores. Yo opté por hacer un trekking de dos días y fue maravilloso. Incluyendo la visita a varios pueblos H’Mong y parte de la vuelta en kayak.

En las cercanías del pueblo hay una montaña con un mirador con unas vistas impresionantes del valle.

Además, desde Nong Khiaw puedes tomar un barco hasta el pueblo Muang Ngoy, aún más pequeño y apartado, el sitio atrapa por la paz que tiene y por sus preciosas vistas del río y las montañas.

Alojamiento

Un bungalow con vistas al río, eso quería en Nong Khiaw y eso tuve en Sunrise Bungalows. Quería lo mismo en Muang Ngoy y lo conseguí en Riverview Bungalow GH.

Presupuesto para Laos

Si quieres descubrir con todo detalle mi presupuesto para Laos no dudes en consultar el artículo. Ahí te dejo con todo lujo de detalles los gasto para un mes por el país.

Seguro de viaje y DESCUENTO

Ya sabes que siempre recomiendo ir con seguro de viaje. Yo lo hago con Chapka Assurance porque tienen los mejores precios y coberturas además de asistencia 24 horas en castellano. Además, por ser lectora de Camino Salvaje, tienes un descuento del 7% si lo contratas desde este enlace.

¿Qué te parece viajar a Laos?

¡Cuéntamelo en los comentarios y no dudes en dejarme tus preguntas!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, ¡y a ti te cuesta lo mismo!

Presupuesto para Vietnam

Read More

Guía para viajar a Tailandia, el país de las sonrisas

Read More

La Guerra Civil en Myanmar

Read More

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08
cómo reclamar un billete de avión
Utilidades

Reclamar un billete de avión

Si vuelas mucho lo más probable es que alguna vez tengas que reclamar un billete de avión. Aprende cuales son

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *