Sihanoukville y cómo visitar Koh Rong Samloem

Comparte la entrada:

Sihanoukville es un pueblo costero en la zona sur de Camboya. Desde aquí es posible tomar un barco hasta las islas de Koh Rong y Koh Rong Samloem. Te cuento cómo visitar Koh Rong Samloem.

Qué hacer en Sihanoukville y cómo visitar Koh Rong Samloem

  1. Qué hacer en Sihanoukville
  2. Koh Rong y Koh Rong Samloem
  3. Alojamiento en Sihanoukville
  4. Cómo llegar a Koh Rong Samloem
  5. Qué hacer en Koh Rong Samloem
  6. Alojamiento
  7. Aviso para visitar la isla
  8. Seguro de viaje y DESCUENTO

Qué hacer en Sihanoukville

Puedes llegar a Sihanoukville desde varios puntos del país, lo mejor es que mires el transporte y lo reserves aquí.

Cuando llegué a Sihanoukville me sorprendió. Esperaba un pueblo playero poco conocido al sur de Camboya. Tenía una imagen en mi cabeza paradisíaca. De hecho yo iba allí a descansar en la playa y en mi mente el lugar era de ensueño. Maldita mi inocencia. Cuando llegué mi castillo de nubes se evaporó.

Sihanoukville ha ido tomando popularidad en los últimos años como un destino fiestero en la costa camboyana. Como consecuencia de la fama adquirida por Sihanoukville su playa principal es un hervidero de gente en busca de fiesta. Lo bueno es que no es lo único que tiene. Un poco más retirada esta la playa de Otres. Donde el ambiente es más tranquilo. Sin grandes edificios construidos. Tan solo bungalows.

Koh Rong y Koh Rong Samloem

Pero el verdadero motivo para ir a Sihanoukville es poder visitar las islas que hay en sus cercanías. La famosa Koh Rong se ha desarrollado mucho en los últimos años y es la más popular de todas. Por ese motivo me dirigí a Koh Rong Samloem. Más pequeña y menos popular, la isla conserva su habiente tranquilo de paraíso perdido.

Alojamiento en Sihanoukville

  • Para dormir en la playa de Otres el mejor sitio en Om Home.
  • Si quieres estar en la propia ciudad de Sihanoukville te recomiendo el Onederz Sihanoukville.

Cómo llegar a Koh Rong Samloem

Para llegar necesitas un barco. Obviamente. Hay dos compañías con barco rápido que salen bastantes veces al día en ambas direcciones, de las islas al pueblo y viceversa. El billete cuesta alrededor 15$ ida y vuelta, con vuelta abierta para que puedas decidir una vez allí cuanto tiempo te quedas en la isla. Cuidado porque el sitio engancha y no querrás marcharte ¡sé de lo que hablo!

Había escuchado que también existen unos barcos más lentos. Imaginé que serían más baratos y los busqué. No los encontré. Si por un casual tú los encuentras cuéntanos cómo hacerlo en los comentarios.

Puedes reservar tu transporte antes de llegar aquí. 

Koh Rong Sanloem

Debes tener en cuenta que ambas islas tienen varias playas diferentes y que dentro de las islas no hay carreteras y solo hay algunos caminos, por lo que el único medio para moverse son los barcos. Aseguraré de ir en un barco que llega a la playa que quieres.

Si quieres moverte en la isla hacia otras playas (que no estén comunicadas con camino) verás que hay barco-taxis a disposición para moverte, tienen un precio de 5$ el trayecto.

Qué hacer en Koh Rong Samloem

Maravillosa. Eso me pareció a mi la isla. Después de salir de Vietnam necesitaba parar y pensar. Asimilar lo que había visto. Meditar sobre el turismo justo y responsable. Reflexionar sobre lo que le hacemos a los lugares al visitarlos, al planeta en general. Sí, estaba en ese plan. Necesitaba meterme en mi burbuja y pensar en muchas cosas.

Y eso hice. Koh Rong Samloem se convirtió durante una semana en mi casa. Ni siquiera toda la isla. La playa de M’Pai. Sentada frente al mar me pasé horas y horas disfrutando de la calma. Analizando lo que estaba viviendo y cómo lo estaba enfrentando.

Escribí y tomé batidos de mango. Era las dos actividades más importantes de mis días en la isla.

Aunque no fue lo único que hice. Una de las cosas más espectaculares de la isla es ver el plancton luminiscente por la noche. En una zona de la playa, por las noches, puedes bañarte entre esta maravilla. Lo curioso es que desde la arena no se ve. Tienes que meterte al agua y moverla para poder ver el brillo del plancton. Lo mejor que puedes hacer es darte un baño y alucinar con lo que te rodea, que bien parecen diamantes brillando en el mar.

La Playa de M’Pai esta unida por un camino a una playa en otro lado de la isla. Se tarda una hora en llegar, incluido un trozo que tienes que cruzar por el mar para seguir el camino hacia el interior de la jungla. No mucha gente se anima a hacer la ruta y la playa esta desierta ¡Una maravilla!

Aunque M’Pai no esta en dirección al atardecer, desde su punta, donde se ubican los Sunset Bungalows, puedes ver la puesta de sol. Hay una bar-restaurante (con wifi) donde la gente se sienta a ver caer el día.

Alojamiento

Aunque la isla resulta algo más cara que otras zonas del país lo cierto es que merece la pena descansar en este paraíso (aún) perdido. Aquí tienes todas las opciones de alojamiento en Koh Rong Samloem.

Aviso para visitar la isla

Dos avisos importantes para que luego nadie se lleve las manos a la cabeza. Lo primero es que la isla no tiene cajeros automáticos. Debes llevar el dinero que vayas a necesitar porque no tendrás forma de conseguir más. Recuerda que en Camboya se puede pagar con dólares en todas partes, el la segunda moneda del país.

Por otro lado en la isla apenas hay wifi. Y cuando digo apenas quiero decir que solo un par de sitios tienen un wifi malísimo que no esta garantizado todos los días.

Seguro de viaje y DESCUENTO

Ya sabes que siempre recomiendo ir con seguro de viaje (desde mi accidente de moto lo tengo más claro que nunca). Yo lo hago con Chapka Assurance porque tienen los mejores precios y coberturas además de asistencia 24 horas en castellano. Además, por ser lectora de Camino Salvaje, tienes un descuento del 7% si lo contratas desde este enlace.

¿Te gustaría conocer este paradisiaco lugar?

¡Cuéntame que tus dudas en los comentarios!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, ¡y a ti te cuesta lo mismo!

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *