Qué ver en Islandia: recorrido por la isla

Comparte la entrada:

Islandia es uno de los países que más esta creciendo turisticamente en los últimos años, y esto se debe sin duda a que es maravilloso, así de simple. Conocido como la tierra de hielo y fuego, esta pequeña isla tiene de todo, si te gusta la naturaleza: cascadas, volcanes, glaciares o playas de infarto. Venga, échale un vistazo a qué ver en Islandia.

Qué ver en Islandia

Cómo llegar a Islandia

Sencillo, a una isla sueles tener dos métodos para llegar: por mar o por aire. Desde España hay un par de compañías con vuelos directos (los más caros), si buscas algo más barato puedes volar a Londres o Bruselas y desde allí a Islandia. Ya sabes, yo siempre recomiendo mirar en Skyscanner que además puedes mirar los precios por meses.

Si prefieres llegar en barco tu única opción (o por lo menos que yo conozca) es tomar el ferry desde Dinamarca. Este ferry pasa por las Islas Faroe, con lo que puedes completar tu viaje por todo lo alto. Eso si, este método no es nada barato…

Moverse por la isla

La forma más habitual de moverse por Islandia es alquilando un coche, y aunque es la más habitual también es la más cara… Más cómoda, te da más libertad y todo eso pero es caro, muy caro, unos 1000€ a la semana. Si optas por esta opción recuerda que para las tierras del interior necesitas un 4×4.

Si no quieres gastar tanto puedes optar por el transporte público. Existen varias compañías que tienen un billete para subirte y bajarte del autobús por toda la isla y tantas veces como quieras. Tampoco es que sea una ganga, pero sale más barato que alquilar un coche.

Mi opción personal en la isla fue moverme haciendo autostop. Me funcionó de lujo, la verdad, solo tuve que tomar un autobús en todo un mes de viaje. Tomé esta opción por dos motivos: primero por motivos económicos, Islandia es un país muy caro (no te pierdas mi presupuesto personal) y de esta forma ahorraba bastante, y segundo porque es una forma perfecta para conocer gente del lugar, cosa que me pasó.

Paisaje recondito en IslandiaLa carretera 1 o Ring Road, es la carretera principal del país y esta asfaltada casi en su totalidad (hay como 20 kilómetros en los fiordos del este que siguen siendo un camino). Y, como su nombre indica, hace un circulo alrededor de la isla. Con ella llegarás a los principales puntos del país.

Las zonas: qué ver en Islandia

Reykjavík

La capital islandesa fue una grata sorpresa. No esperaba que un país nórdico tuviese mucha vida y me equivoqué. La ciudad esta muy llena de gente joven, cantidad de movimiento y, lo que más me gusto, muchos bares con música en directo casi todos los días de la semana. Los sábados y domingos tiene un mercado local, poco conocido, llamado kolaportid, al lado del famoso puesto de perritos calientes ¿Que qué famoso puesto? Pues uno que según el New York Times tiene uno de los mejores perritos del mundo (y por su precio no parece islandés).

El típico perrito caliente islandés lleva la salchicha, cebolla crujiente, cebolla fresca, ketchup y mayonesa. Y los podrás encontrar por todo el país.

El sur

Junto con Reykjavík es la zona más visitada del país, supongo que porque es la que mejor comunicación tiene. Bueno, y que no le falta encanto claro. Es en esta zona de la isla donde se encuentra el Parque Nacional Thingvellir, donde estuvo el primer parlamento del país y donde se encuentra la placa tectónica que divide América y Europa. Este parque junto con la Cascada Gullfoss y el geysir Geysir forman el conocido como Círculo de Oro. Si, no me he repetido, es un geysir que se llama Geysir, porque de hecho es el que dio el nombre a todos los demás.

Dentro de esta zona uno de los rincones menos conocidos (y quizás por ello más impresionantes) es Reykjadalur, un río de agua caliente con zonas donde te puedes bañar, y encima es gratis… Para llegar hay un camino de una media hora que te lleva hasta la zona.

Las cascadas de Seljalandsfoss y Gljúfrabúi se encuentra a unos 100 metros de distancia entre ellas y son impresionantes. La primera de ellas tiene un camino que te permite pasar por detrás de la cascada, y la segunda esta en el interior de un cañon al que puedes llegar andando, eso sí, te vas a mojar, tenlo en cuenta.

Cascada de Islandia

Las leyendas islandesas están muy relacionadas con el entorno natural y la Cascada Gljúfrabúi cuenta con la suya propia según la cual un troll habita el lugar. Cuidado cuando te metas…

Si continuas por la ruta 1 llegarás a Skógafoss, una de las cascadas más famosas de Islandia. Unas escaleras te permiten subir arriba de la cascada y desde allí un camino, muy recomendable, continua por el margen del río.

A pocos kilómetros se encuentran las playas de Dyrhdlaey y Vík donde se pueden observar frailecillos, unos pájaros muy graciosos que, como consecuencia del turismo, se han convertido en una insignia del país (aunque los locales prefieren a sus caballos).


Pájaros de Islandia

Siguiendo la ruta se llega al Parque Nacional Skaftafell donde se encuentra la archiconocida, y espectacular, cascada Svartifoss. Con una caída de 25 metros sobre las columnas de basalto negro, tiene cierto aire de irrealidad. En este parque hay un camino de 7-8 horas ida y vuelta, el trekking Kristinartindar, que merece mucho la pena. Tendrás a un lado los glaciares y a otro los volcanes.

Desde el parque también podrás disfrutar de un trekking por el glaciar Vatnajökull. Personalmente me lo pasé como una enana… Y si vas en invierno otras excursión espectacular es la de las cuevas de hielo que se formar por los glaciares.

trekking glaciar

Las lagunas glaciares Fjallsárlón y Jökulsárlón son otro de los atractivos que no debes perderte. Aunque Jökulsárlón es más grande y conocida a mi me gustó más la de Fjallsárlón, principalmente porque no hay nadie y puedes disfrutar mejor del impresionante paisaje.

Si vas a visitar el país en verano te recomiendo que hagas las visitas a las cascadas por la noche. A eso de la media noche no habrá nadie y tendrás la misma luz que durante el día. Si no me haces caso te encontrarás con hordas de turistas que se bajan de los autobuses con las cámaras en la mano y se agolpan alrededor de las cascadas…

El este

De Höfn a Egilsstadir la ruta 1 continua siguiendo la costa y bordeando los impresionantes Fiordos del Este. Lo cierto es que no puedo contarte mucho de esta zona porque el mal tiempo hizo que no me quedase mucho tiempo por allí. Vamos, que hacia un frío negro con vientos y lluvias y salí pitando…

El norte

El norte tiene una magia especial, puede que sea la cascada de Dettifoss, la más caudalosa de Europa, o puede que sea Asbyrgi con su forma de herradura y su leyenda. Ambos dentro del Parque Nacional Jökulsárgljúfur que merece la pena descubrir en varios días.

Quizás sea la ciudad de Husavík y las ballenas que merodean por la zona. O la volcánica región del lago Myvatn, con sus sinuosas formas y sus contrastes de paisaje y colores.

Cueva de Juego de Tronos en Islandia

No sé si la cueva Grjótogjá, donde se grabó una escena de Juego de Tronos, tendrá algo que ver. Hay quién dirá que es culpa de Godafoss, la cascada de los dioses, otros dirán que la culpa es de Akureyri y su ambiente joven. No lo sé. Pero de verdad te digo que el norte mola, y mucho.

Por cierto, si eres fan de Juego de Tronos puedes hacer el Tour por los escenarios de Juego de Tronos.

Los Fiordos del Oeste

Una de las zonas que mas me gustó de Islandia fue esta. Quizás porque me hizo bueno, quizás porque no había cientos de personas agolpadas fotografiando lo mismo. El caso es que esta desconocida región me conquistó.

Llegando por Huitanes, donde podrás ver focas, continué mi ruta hacia Sudavík, donde puedes ver zorros árticos y aprender sobre ellos en el centro dedicado a estos animales. El punto más poblado de la zona es Ísafjördur, un pueblo no especialmente bonito pero enclavado en un lugar muy espectacular. Desde allí puedes visitar Núpur Skrúdur, el jardín más antiguo de Islandia, te lo comento porque debe ser curioso pero yo no llegue a conocerlo.

Lo mejor de la ruta por la zona llega después. Desde el pueblo de Thingeyri puedes ir hasta la cascada Dynjandi, un lugar muy impresionante donde podrás pasar la noche (¡solo acampando!).


Cascada islandesa

Desde aquí, por la ruta 612, llegarás a Látrabjarg, un acantilado plagado de aves.

Otro lugar impresionante y donde no te encuentras apenas gente es Raudasandur, que quiere decir playa roja que es exactamente eso. Una playa con una arena rojiza y que es un lugar impresionante para ver atardecer.

Si continuas la ruta hasta Flókalundur podrás disfrutar de una piscina natural a orillas del mar con un agua super calentita. Y encima es gratis. Si quieres encontrarla lo mejor será que preguntes en la pequeña tienda del cruce (me parece muy exagerado llamar a eso pueblo) pues no esta señalizado ni tiene ningún cartel.

Dentro de los Fiordos del Oeste está la que debe ser la zona más salvaje del país, un terreno despoblado al que se puede acceder desde Holmavík.Paisaje volcánico en Islandia

Para salir de la zona tomé un camino diferente al que hice para la ida, y que, realmente, te recomiendo. Al lado de Flókalundur salen unos ferrys con dirección a Snaefellnes y que paran en la isla de Flatey. Compré mi billete para pasar 8 horas en la isla y cuando el barco se fue acercando me arrepentí. Es tan sumamente pequeña que pensé ‘¿qué voy a hacer 8 horas ahí?’. Bueno, no podría estar más equivocada. No solo el sitio es precioso y hay una gran cantidad de frailecillos, es que la gente de la isla es encantadora. Incluyendo la chica que me contó la historia de un elfo que vivía allí o donde estaba un agujero super energético y conocido por los islandeses. Además Flatey tiene una pequeña biblioteca que es una de las más antiguas del país.

El oeste

Otra zona bastante desconocida, debido a que esta fuera de la ruta 1, es la Peninsula de Snaefellnes. Bueno, es menos conocida pero no está tan aislada como los Fiordos del Oeste. De hecho la montaña más fotografiada de Islandia, Kirkjufell, se encuentra aquí.

Si llegas desde Flatey el barco te deja en Stykkishólmur, desde donde podrás empezar la vuelta a esta zona.Cascada y volcán de Islandia

La punta de la peninsula es todo un Parque Nacional con bastantes cosas que visitar entre volcanes, playas (de infarto) y uno de los rincones que más me enamoró: el glaciar Snaefellsjökull que según Julio Verne es la entrada al centro de la tierra y según los islandeses es el punto energético más importante de la isla. Yo solo sé que no podía quitarle los ojos de encima. Es posible hacer un trekking por él y si no te animas a eso puedes cruzar por la carretera 570 desde Olafsvík y pasar al lado, llegando a la altura de Arnarstapi, uno de los pueblos más bonitos de la zona (casi que del país). En el cercano pueblo de Ytri-tunga podrás ver focas.

Fuera de la peninsula pero también fuera de la ruta 1 se encuentra el pueblo de Reykholt, lugar de origen de uno de los personajes históricos más importantes del país: Snorri Sturluson. Es un lugar bastante curioso con una casa vikinga reconstruida y todo. Si sigues por la misma carretera llegas a Hraunfossas, las cascadas de lava, otra maravilla de la naturaleza.

Para volver a Reykjavík debes pasar por Akranes donde tienes dos opciones: tomar un túnel que te cruza y te ahorra bastantes kilómetros, o, mi opción favorita, tomar el camino largo y disfrutar de los fiordos que te encontrarás por el camino. Además si tomas la segunda opción podrás también visitar la cascada Glymuzr, la más alta de todo el país.

Las highlands

La región del interior de la isla es una de las zonas más salvajes y enigmáticas, quizás porque esta despoblada y solo es accesible durante el verano. Si te gusta la montaña y los trekkings por la naturaleza esta zona te enamorará. De hecho uno de los trekking más famosos de la isla, el Trekking Laugavegur, se encuentra en esta zona.

Si no tienes tiempo para hacer el trekking de varios días puedes hacer la excursión a Landmannalaugar desde Reykiavík de un día completo.

Cambiar corona islandesa

Si vas a viajar a Islandia y quieres tener el dinero cambiado antes de llegar puedes cambiarlo con Ria Cambio de divisas, que te permite hacerlo por internet y te llevan el dinero a casa. No podría ser más fácil, además por ser lector de este blog tienes un descuento si usas el código CAMINO.

Seguro de viaje y descuento

Si vas a viajar a Islandia te recomiendo que contrates un seguro de viaje, yo fui con Seguros Chapka (además desde el enlace tienes un 7% de descuento).. Son muchas las actividades que hay en el país y algo tan tonto como torcerse un tobillo te puede estropear la experiencia.

¿Te gustaría conocer Islandia y sus secretos?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, ¡y a ti te cuesta lo mismo!

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08
Viajar a Vietnam
Guías de viaje

Guía para viajar a Vietnam

A ver cómo empiezo esto… Vietnam, ese país de las dos caras. Para amarlo y odiarlo a partes iguales. Para

4 comentarios

    1. Nubecitas de corazones me suben ahora mismo… jajaja

      Islandia es una maravilla, y si a pesar de los precios hay bastantes maneras de ahorrar dinerillo.

      Aquí estoy si tienes cualquier duda 😀

      ¡Un abrazo!

  1. Uff! No cabe que los paisajes de este lugar son como de otro planeta! Maravillosa reseña. Muchas gracias por inspirarnos a viajar hacia allá!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *