El paraíso viene envuelto en plástico

Comparte la entrada:

Hay veces que la realidad se convierte en una fuerte bofetada que de repente te hace entender algo que solo habías intuido alguna vez. Como una idea lejana y vaga que de repente se convierte en un fuerte muro contra el que te estampas.

Pues ese muro para mi fue uno hecho en plástico.

Sé que lo que viene no trata sobre viajes. Pero trata sobre el mundo en el que vivimos, ese que nos encanta recorrer. Ese con paisajes espectaculares que desaparecerán bajo una montaña de plástico como no empecemos a poner nuestro granito de conciencia.

El plástico en el mundo

Creo que no somos conscientes de la cantidad de plásticos que usamos en nuestro día a día. Todo lo que compramos en el supermercado va embalado en plástico.

El cepillo de dientes es de plástico. El peine del pelo. Una parte de los componentes de la ropa. El envoltorio de la película, disco o juego de la consola. Los caramelos. El mechero. El móvil. Ese producto ecológico que compraste en el mercado… también va envuelto en plástico. El champú. El gel.

Y lo peor es que si piensas que luego vale con reciclar estás muy equivocada. Reciclar no es, ni mucho mecho, suficiente. Y menos cuando esta situación la vives de viaje, pues la mayoría de los países del mundo no reciclan. Simplemente porque no existen sistemas o empresas de basuras que se encargen de ello.

La realidad es que la mayoría de los países a los que viajamos no están preparados para el excesivo consumo de productos plásticos que realizamos. Ni el planeta para asumir los resultados.

En muchos lugares del mundo la basura se tira a un lado de la casa o del camino y, cuando ahí se ha acumulado mucho, se amontona y se quema.

En el Sudeste Asiático, donde no existe el reciclaje y la basura se acumula por todas partes, es exagerado la cantidad de plástico que se genera. Perdón, que generamos. Porque cuando viajamos a estos países colaboramos en esa montaña invisible (o super visible) de basura.

Cada vez que tomamos un batido y no decimos que nos lo pongan sin pajita. Cada vez que usamos una cucharita de plástico para el café, cada vez que compramos botellas de agua en lugar de reutilizar y rellenar. Cada una de esas veces colaboramos en envolver el paraíso en plástico.

Lo curioso es que eso no se ve en las fotos, pero que no te engañen no es más una cuestión de perspectiva. Esta playa…

Paraíso

Es la misma que esta…

Playa con basura - Camboya

Por eso es importante que como viajeras participemos de un turismo responsable, que afecta también a las basuras que generamos. Nos gusta viajar y conocer el mundo pero si no lo cuidamos en unos años no nos quedara mundo por el que viajar.

Puede parecer una tontería, pero pequeños detalles como utilizar una cantimplora o termo y rellenar de agua marcan una diferencia.

Son países en los que el uso de los plásticos ha llegado hace, relativamente, poco, y donde la conciencia sobre la basura, el plástico y la contaminación no están tan arraigados como en nuestra sociedad. Eso hace que cuando viajamos sea nuestra responsabilidad evitar al máximo el empleo de plásticos: bolsas, botellas, pajitas, cucharas…

Es triste ver basuras entre los arrecifes. Es muy triste saber que perdemos cientos de animales, de forma diaria, porque ingieren nuestros plásticos y basuras. Es lamentable como destruimos el planeta en el que vivimos.

Con este pensamiento te invito a que descubras el Zero Waste. Una corriente de acción que consiste en generar el mínimo de basuras posibles. Esto se hace principalmente a través de una compra con conciencia y de la reutilización de los productos que ya tienes. Y es que el planeta no puede soportar el nivel de consumo indiscriminado en el que vivimos.

El continente de plástico es un claro ejemplo del asco que damos como especie (lo siento, sé que no mola nada decir que damos asco, pero es que… joder, es que lo damos). Y, tristemente, esa isla de plástico es el camino que llevamos como sigamos consumiendo a velocidades vertiginosas.

Creo que está en nuestra mano cambiar ciertos hábitos y actitudes a la hora de comprar que nos beneficiaran a todos.

No tengo hijos, pero algún día me gustaría tenerlos y no quiero dejarles un mundo envuelto en plástico.

¿Consideras que es importante la conciencia antiplástico? 

¿Qué trucos usas en tus viajes para usar menos plásticos?

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08

8 comentarios

  1. Pués me parece MUY INTERESANTE y MUY NECESARIO este tipo de entradas en los blogs de viajes, porque los viajeros también tenemos una obligación de ser responsables y críticos con lo que vemos para aportar nuestro granito de arena a este nuestro único Mundo posible.
    Yo espero a mis hijos inculcarle siempre este respeto a la Naturaleza.
    SALUDOS VIAJEROS (Sostenibles)
    LoBo BoBo

    1. Yo también creo que son necesarias para crear un poco conciencia. Me alegro que te haya parecido interesante. Realmente espero que la gente se vaya dando cuenta de que este es el único hogar que tenemos y que destruirlo no nos lleva a ningún lado…
      Esta mañana veía una foto de toda la basura que se tira al río Nilo desde los barcos de los cruceros… Y recomendaban hacerlo en faluca para no contaminar tanto. Hay tanto por hacer y aprender.
      ¡Saludos Paco!

  2. Hola!!! Me encanto tu post!!! Que triste, de verdad que nos hace tanta falta hacer conciencia de respeto al ecosistema, estamos acabando con flora, fauna, rios, lagos… Estoy contigo en que está en nuestra manos cambiar ciertos hábitos y actitudes a la hora de comprar (cada vez hay mas opciones), reciclar, reutilizar y tomar acciones que nos beneficiaran a todos y claro que pensemos en el mundo que le queremos dejar a nuestros hijos.
    Gracias por compartir.
    Saludos:)

    1. ¡¡Hola!! Muchas gracias 😀 la verdad es que nos hace mucha falta ser más conscientes de lo importante es proteger el mundo que vivimos, y los plásticos son una gran enemigo de nuestro planeta. Me alegro de saber que no soy la única a la que le preocupa.
      Un saludo,
      Julia

  3. Un post concienciador que de vez en cuando es necesario recordar porque es cierto que muchas veces perdemos la perspectiva. Me parece muy importante hacer un turismo responsable, pero no solo con el tema del plástico, con todo en general. Un post para pensar.

    1. jajaja si, de vez en cuando son necesarios… Y estoy de acuerdo, no solo en el tema del plástico, un turismo responsable en todas las situaciones hará que el turismo no se convierta en una maquina de destrucción. Me alegro que te haga reflexionar, era la idea.
      Un saludo,
      Julia.

  4. Comprar por comprar y tirar por tirar es lo mismo. Hay que ir reponiendo y usando las cosas con responsabilidad. Es un camino muy largo.. comencé a quitar plásticos de los alimentos hace 7 años, aún tengo muchos, seguro que dentro de 10 años sigo teniendo!, algunos los reciclo para otros fines (guardar cosas), otros al punto limpio.. Pequeños gestos suman, antes bolsitas de té, ahora té al peso metido en mi propia lata y filtros de ac inox que tienen muchisimas vidas, tazas infantiles de plástico a tazas metálicas cerámicas (no se rompen, si acaso se abollan). Tenemos los plásticos tan metidos en nuestro dia a dia que ya ni los vemos. Es importante ir viendo el cambio

    1. Ais, menos mal que no soy la única que ve las cosas así. Veo tanto consumo a mi alrededor que a veces me dan ganas de mandar el mundo a la mierda. Luego me encuentro con gente con conciencia, que entiende los peligros que supone el plástico para el planeta y me animo porque veo esperanza.
      El caso es que creo que es importante que sigamos manteniendo nuestra postura y contándoselo a los demás porque muchas veces el problema es la falta de información. Estoy segura que hay gente que piensa que reciclar es suficiente… Además es lo que comentas. Están tan metidos en nuestro día a día que no los vemos.

      ¡¡Hay que luchar por el cambio!!
      Un abrazo,
      Julia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *