Islandia: Tierra de hielo y fuego

Comparte la entrada:

Islandia es un país de dualidades extremas: Es la tierra del hielo y fuego, donde volcanes y glaciares se miran desafiantes. La tierra más joven y más vieja, el último rincón del planeta en formarse y el primero en tener un parlamento. Es la tierra donde poder observar como dos continentes se desafían, América y Europa.

Es sin duda un lugar donde ir a embaucarse de historias y leyendas. De sueños de noches que nunca llegan en verano o luces del norte en el invierno.

Volcanes y glaciares

Tierra de contrastes. Bien puedes encontrarte un glaciar o ríos hirviendo, por eso es conocida como la tierra del hielo y el fuego.

Y lo cierto es que asombra. Caminar por el cráter de un volcán mientras ves la nieve es algo que puedes hacer en muy pocos países del mundo.

La naturaleza islandesa es salvaje y mágica. El bajo indice de población (en Islandia viven unas 300.000 personas) ha hecho que gran parte de la isla se conserve prácticamente intacta. Las duras condiciones del interior han provocado que la gente se concentre en la costa, dando lugar a su famosa carretera circular número 1, la Ring Road.

Esta carretera lleva a los principales puntos del país, si se quiere entrar al interior de la isla se necesita un 4×4 (es muy posible que en esas carreteras tengas que cruzar algún río) aunque lo espectacular del paisaje merece la pena, con rutas como el trekking Laugavegur.

Hielo y fuego - Camino Salvaje

Esta naturaleza salvaje le ha dado al país rincones destacados por como el mayor glaciar del mundo fuera del ártico, el Vatnajökull. Y es que, aunque muy cerca del Circulo Polar, el país se encuentra en una latitud un poco por debajo del grado 66 (lo que ha dado nombre a una famosa marca islandesa de ropa, North 66º). También se encuentran entre estos lugares destacados por sus números la catarata de Detiffos, la más caudalosa de Europa.

Los elfos y su manía de cambiar el clima

El clima de Islandia es, personalmente, lo peor del país (bueno y sus precios, aunque también puedes optar por una Islandia low cost). Esta soleado y estas tan a gusto, y de repente se levanta un viento glaciar que te deja con un frío que ni te crees. Y así, sin aviso, unas nubes llegan a toda velocidad y se paran sobre tu cabeza. Y a llover. Esto puede volver a cambiar en cuestión de minutos u horas.

El viento, las temperaturas, el sol la lluvia, todo puede cambiar en cuestión de un momento. Y la culpa de todo la tienen los elfos, que son quienes controlan el clima. Sí, los elfos, esas personitas que viven en las rocas de Islandia. Pero que no puedes ver porque son la gente escondida. Condenados por Dios en persona a que así fuese.

Cascada de Islandia

Y es que, cuentan las leyendas islandesas, que un día Dios fue a visitar a Eva y Adán. La pareja, ante la llegada de Dios, había empezado a limpiar a sus hijos, que estaban muy sucios de andar jugando por el Edén, pero como tenían muchos no les dio tiempo. Entonces decidieron que solo presentarían ante Dios a los que estuvieran limpios. Cuando Dios llegó saludó a todos los niños y preguntó a la pareja si no tenían más. Ellos mintieron diciendo que no y Dios, enfadado con el embuste, condenó a los niños que no habían sido presentados a ser lagente escondida. Aquellos que no podrían ser vistos por los descendientes de sus hermanos.

Por eso aunque no los veamos, esos, que hoy conocemos como elfos, son los que controlan el clima islandés. Y no mola mucho la verdad… ¡y menos si vas acampando y haciendo autostop!

Un pueblo y su tierra

No es un dios, no es sagrada, es simplemente su tierra. Sus raíces. Su historia. Los islandeses aman su tierra, están orgullosos de ella.

La respetan porque la sienten como parte de sus vidas. Su Historia y sus historias están ligadas a la naturaleza del país. No tienen grandes edificios o construcciones humanas famosas pero tienen paisajes hechizantes, llenos de magia vibrante, con los que se sienten muy unidos.

Husavik - Camino Salvaje

Esa identidad con su tierra se refleja en que Islandia es uno de los países que más energías renovables producen. Gran parte de su consumo energético proviene de estas fuentes. En concreto de la energía geotérmica que abastece la mayor parte del país. Por ello, a pesar de ser un país muy caro, la energía es uno de los bienes más baratos de los islandeses.

Después de los siglos va a resultar que los vikingos y sus descendientes son los más civilizados de Europa.

Noches que nunca llegan

Una de las cosas más famosas de Islandia es el sol de medianoche. Lo que suena muy poético en realidad viene siendo que nunca se hace de noche. A no ser que los elfos manden una nube sobre tu cabeza que tape el sol.

¿Las 12 de la noche? Saca las gafas de sol que las necesitarás. Personalmente no ha sido un problema para dormir por dos razones: duermo estupendamente en cualquier sitio y además usaba una antifaz.

El 21 de Junio, la noche más corta del año, puedes ver como atardece, a la 01:30 am, y todo se llena de los colores anarajados que doran el paisaje con una luz muy especial (y mágica claro, esto es Islandia). Entonces llega el momento en el que el sol casi ha desaparecido, apenas un rastro en el horizonte, y, en lugar de llegar la oscuridad lamiendo los últimos resquicios, la luz cambia. Empieza a transformarse, los tonos de rosa acuden empujando, buscando los rincones del paisaje. Se van haciendo más intensos, con azules de vanguardia.

Y casi antes de que te des cuenta el sol está de nuevo brillando en el horizonte. Un sol que nunca se fue en realidad. Solo se cambiaba de ropa.

Ring Road Iceland - Camino Salvaje

Islandia y el mundial

Un 8% de la población de Islandia se desplazó a Francia para ver a su equipo hacer historia en el mundo del fútbol. Esa era la alegría de un país que veía por primera vez como su selección llegaba a una competición como la Eurocopa.

Las victorias les supieron a fiesta, regocijo y orgullo. Y las derrotas… a lo mismo. Los islandeses dieron ejemplo de fútbol en el campo y fuera de él. Celebrando la derrota que los eliminó de la competición como si hubieran ganado, recibiendo en Reykjavík a sus jugadores como a los héroes vikingos.

No se celebró más la victoria contra Inglaterra que la derrota contra Francia. Solo eran gente orgullosa de que su selección jugara como un equipo y de lo que habían conseguido. Me dio la impresión de que el fútbol así podía tener sentido.

¿Qué te parece el país?

¿Te animarías a ir?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08
Presupuesto para Camboya
Utilidades

Presupuesto para Camboya low cost

Camboya es un país muy económico. Tanto el alojamiento como la comidan tienen unos precios inmejorables. El transporte es lo

4 comentarios

  1. Qué maravilla Julia! Vaya caprichosos los elfos con el tiempo! 🙂 Espero impaciente otro artículo sobre este lugar tan mágico!

    Montse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *