Comer en Lisboa: desde un antiguo burdel a un palacio

Comparte la entrada:

Estoy muy contenta de poder tener este artículo en el blog, para ello Pilar Guanter, que ha vivido en la ciudad, ha venido a contarnos los mejores sitios para comer en Lisboa. Yo no conozco la ciudad pero tras este artículo me han entrado muchísimas ganas…

¡Echale un vistazo y descubre por qué!

Mi querida Lisboa. Estamos ante una de mis ciudades favoritas: encantadora, bohemia y con un toque decadente que la hace muy sexy.

La capital portuguesa, al igual que Oporto, atrapa al viajero gracias a sus calles adoquinadas, los azulejos de sus preciosos edificios, su amplia vida cultural y unos precios mucho más asequibles que en otras capitales europeas (aunque están subiendo a un ritmo acelerado en los últimos años debido a la crisis, la burbuja inmobiliaria actual y la turistificación)

Para mi vivir allí una pequeña temporada fue todo un placer, así que te animo a visitarla.

Pero este post va de comida, así que he hecho una lista de 10 restaurantes y bares buenos, bonitos, baratos (y sobre todo auténticos) donde disfrutar de la gastronomía y la noche lusa como un local. Además, te voy a contar qué platos típicos no te puedes perder.

¡Buen provecho!

  1. Comer en Lisboa¿Qué comer en Lisboa?
    1. No es país para vegetarianos
    2. Aperitivos y la cantidad de las raciones
    3. ¿Cuál es el origen de los pastéis?
  2. Dónde comer en LisboaPalácio Chiado
    1. Manteigaria
    2. Estamine Art and foodCrisfama
    3. Há Tapas no Mercado!!!
    4. O Vinhaca Tapas & Vinhos
    5. A Venda Lusitana
  3. Dónde beber en Lisboa
    1. Pensao Amor
    2. Ginjinha Espinheira
  4. Dónde escuchar fado
    1. A Tasca do chico
    2. Fado en Chiado
    3. Parreirinha de Alfama

¿Qué comer en Lisboa?

En Portugal casi todos los platos están elaborados a base de carne o pescado. El bacalao es el ingrediente estrella del país, el cual se prepara de mil maneras siendo los platos más típicos son los siguientes: el  bacalhau à Brás, con patatas muy finamente cortadas y huevo; los pasteis de Bacalhau, o lo que serían unas croquetas de toda la vida; y el bacalhau com natas, también con patata y cubierto de una especie de bechamel pero sin harina.

Otros platos típicos serían el caldo verde, una sopa con verduras y embutido; los arroces, especialmente el de pulpo y el de marisco; las sardinas; y platos basados en carne de cerdo (aunque estos platos son más de la zona del Alentejo).

Por último, no te puedes perder los quesos, especialmente el Queijo de Azeitao, de oveja y cremoso (te tienen que gustar los quesos fuertes, eso sí); y por último la repostería, donde los famosos pastéis de nata (también conocidos como pasteles de Belem) son los protagonistas.

No es país para vegetarianos

Más allá de la ensalada que ponen como guarnición y alguna sopa, los platos basados en verdura generalmente brillan por su ausencia así que, queridos vegetarianos, quizás en Portugal no tenéis la gastronomía que más se ajuste a vosotros (de los veganos, mejor no hablar)

En realidad, en Lisboa si es posible encontrar algún restaurante con versiones vegetarianas pero en pueblos de interior o en zonas menos turísticas la cosa ya se complica más.

Aperitivos y la cantidad de las raciones

En muchos de los restaurantes, mientras esperas te traerán algo de picar como una aceitunas o incluso un par de sardinas.

No es cortesía de la casa, es decir, que si te lo comes, te lo van a cobrar. Si no lo quieres, basta con pedir que te lo retiren de la mesa o directamente no tocarlo.

Por otro lado, en Portugal las raciones suelen ser bastante generosas por lo que, si no andas con mucha hambre te recomiendo pedir el plato del día o principal y una vez te lo traigan decidir si se quiere más.

¿Cuál es el origen de los pastéis?

El dulce nacional portugués viene del barrio de Belém (de ahí el nombre de pastéis de nata o pastéis de belem). 

En 1820, y a consecuencia de la revolución liberal el Monasterio de los Jerónimos echó el cierre durante 14 años. El panadero del convento, al verse sin trabajo, decidió vender la receta a un empresario adinerado que popularizó la receta abriendo la famosa pastelería Casa Pastéis de Belem, desde donde vienen elaborando y vendiendo este manjar hasta la actualidad.

Se dice que sólo 3 personas conocen la receta tradicional, tanto es así que en la pastelería elaboran la pasta y la crema a puerta cerrada en un taller llamado oficina do segredo (taller secreto) en un proceso que dura dos días.

Dónde comer en Lisboa

Palácio Chiado

Un antiguo palacio increíblemente precioso reconvertido en restaurante por salas con gastronomía variada con self service.

A primera vista parece un lugar con precios prohibitivos pero lo cierto es que estos son bastante razonables y la experiencia es un auténtico lujo para todos los sentidos. Una servidora pagó 13 euros por un plato de bacalhau à Brás que estaba muy rico y una cerveza. No está mal, ¿no?

El concepto es original, cada sala ofrece un tipo de comida que van desde las ostras con cava a todo tipo de quesos, pasando por platos más tradicionales portugueses. El comensal va recargando en una tarjeta que le dan a la entrada todo lo que va consumiendo, por lo que no hay pagos en efectivo hasta la salida.

Los frescos originales que hay en las paredes y la decoración te dejarán con la boca abierta. Es interesante para conocer un palacio portugués del siglo XVIII desde dentro.

¿Donde está? Rua Alecrim nº70

Manteigaria

Sin desmerecer a la pastelería original, para mi uno de los mejores pasteis de nata que he probado son los de Manteigaria. Recién hechos y cremosos, son un manjar increíble con el que despertarse por las mañanas.

Es un local pequeño situado y elegante en el corazón de la ciudad en el que puedes ver como preparan los pequeños pasteles a un ritmo frenético en frente de ti. No hay mesas pero sirven un café rico que puedes tomar mientras disfrutas del espectáculo.

¿Donde está? Rua do Loreto 2 | Largo de Camões

Estamine Art and food

Muy pequeño, con pocas mesas y con una decoración original e íntima, lo que lo hace encantador. Tan encantador que se han ganado el primer puesto en Trip Advisor que ya sabemos que es una especie de biblia en cuanto a restaurantes se refiere.

Sus dueños, una pareja multicultural, elaboran comida sencilla con amor y a buenos precios. Vale la pena si se quiere experimentar la cara bohemia de Lisboa.

¿Donde está? Calcada do Monte 86 A

Crisfama

En uno de los barrios más tradicionales de Lisboa, este restaurante sin pretensiones se ha llevado la fama de elaborar comida tradicional y rica con un servicio amabilísimo por parte del dueño del local. Especialmente recomendable el arroz con pulpo ¡A mi me soprendió!

¿Dónde está? Rua da Cruz de Santa Apolonia 58 (Alfama)

Há Tapas no Mercado!!!

Un lugar sencillo en el que comer sobre todo tostas con algunos de los embutidos y quesos típicos de la zona. Se caracteriza por la calidad de sus productos a precios razonables y la amabilidad del servicio.

¿Dónde está? Rua Angela Pinto 12

O Vinhaca Tapas & Vinhos

Uno de los mejores restaurantes de Lisboa, situado en Alfama. Especializado en pescado es un lugar frecuentado tanto por lisboetas como por turistas.

Es recomendable reservar para asegurarse una mesa ya que el local es pequeño. Ah! y no te pierdas el pulpo. Los vinos también son un plus.

¿Dónde está? Rua do Salvador N. 53

A Venda Lusitana

Restaurante tradicional de toda la vida y una tienda de productos gourmets al mismo tiempo. Cautiva al viajero con sus deliciosos platos, conservas y sobre todo, por los vinos.

Si quieres deleitarte con un buen caldo portugués y no te importa rascarte el bolsillo un poco más de los normal, este es sin duda tu lugar. Va, que un día es un día.

¿Dónde está? Rua do Telhal 75

Dónde beber en Lisboa

La noche lisboeta ofrece muchas posibilidades, sobre todo en Barrio Alto que es la zona para salir de fiesta.

A continuación te propongo algunos de los bares míticos de la ciudad que no te puedes perder ¡Algunos son realmente originales!

Ginjinha Espinheira

La ginjinha, con o sin guindas (que son un tipo de cereza amarga), es el licor de referencia de Portugal. Un licor de color rojizo, dulce y fuerte que tienes que probar sí o sí en tu visita a Portugal.

El primer establecimiento de esta bebida situado enfrente de la iglesia de Santo Domingo y muy cerca de la plaza del Rossio, fue abierto en 1840 por un fraile dominico gallego.

A la Ginjinha o Ginja se le suponían ciertas propiedades medicinales por lo que su consumo está muy extendido.

¿Dónde está? Largo de São Domingos, 8

Pensao Amor

Sin lugar a dudas, uno de los locales más interesantes y divertidos de la capital lusa y uno de mis favoritos. Su nombre ya nos da algunas pistas, Pensión amor es un antiguo burdel y hotel de mala a muerte que frecuentado por prostitutas y marineros reconvertido en pub.

Se trata de un local irresistiblemente decadente donde el erotismo y el misterio te acechan en cada esquina y donde es posible tomarse una copa mientras recorres las distintas salas dedicadas en su día al sexo. Podrás ver una sala con las antiguas camas del hotel, un pole dance, un escenario donde aún llevan a cabo espectáculos de burlesque y hasta una pequeña librería dedicada a la literatura erótica.

Un pequeño recorrido por la sensualidad decadente de la vieja Lisboa con un ambiente muy divertido ¡Prohibido perderselo!

¿Dónde está? Rua do Alecrim 19

Dónde escuchar fado

El fado es la canción nacional portuguesa por excelencia. Su origen se remonta al antiguo barrio, castizo y humilde de Mouraria donde una de sus vecinas, una prostituta llamada Severa, atraía a los clientes con melodías llenas de nostalgia.

Me encanta el fado pero desaconsejo la mayoría de los restaurante que ofrecen el combo de menú más espectáculo de fado. Desafortunadamente, además de ser una experiencia “un poco casposa” estos se han convertido, en muchos de los casos, en una trampa para turistas en los que se paga precios desorbitados por una comida mediocre (aunque el espectáculo en sí pueda valer la pena)

Te recomiendo no obstante algunos y otras alternativas:

Comer en Lisboa - Fado

A Tasca do chico

Este local situado en el Barrio Alto vale la pena sólo por el fado ya que es posible escuchar el show, que tiene una calidad aceptable, sin necesidad de cenar.

La comida, ya te lo avanzo, no se caracteriza por su calidad así que mejor que te dediques a beber y escuchar. Imprescindible reservar.

¿Donde está? Rua do Diario de Noticias 39

Fado en Chiado

Este espectáculo ha adquirido fama de ser de calidad y si realmente quieres tener una primera aproximación con el fado es sin duda la mejor opción.

El show, de una hora de duración cuesta 17 euros por persona, muy lejos de las cantidades que te piden en restaurantes que incluyen fado. Puedes comprar las entradas en la web y se recomienda reservar con antelación.

¿Donde está? Sala de concertos Teatro de Artes Cénicas. Rua da Misericórdia 14

Parreirinha de Alfama

Uno de los mejores restaurante con fado sin duda, situado en Alfama, uno de los barrios de referencia para escuchar fado.

Es un lugar tradicional donde la comida es aceptable y donde el show es uno de los mejores. Hay que hacer un pedido mínimo de 30 euros.

¿Donde está? Beco Espírito Santo 1

Bueno, ahora sólo te queda que ponerte las botas y disfrutar de las delicias, la cultura y la vida nocturna que ofrece Lisboa.

¡No olvides compartir con nosotras tus experiencias a la vuelta! 🙂

¿Has estado en la ciudad? 

¿Añadiríais algún plato o restaurante dónde comer en Lisboa?

Pilar Guanter

Pilar Guanter

¡Hola! Soy Pilar, periodista valenciana reconvertida a “marketera”. Me apasiona viajar, escribir historias y coleccionar teteras o cachivaches prescindibles. Además, disfruto organizando eventos en mi barrio y con todo lo que tenga que ver con la aventura de emprender. Tengo la suerte de poder combinar muchas de esas pasiones trabajando para la startup GuruWalk, una comunidad internacional de free tours.

Más para explorar

Elemento-08

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *