Aniversario del blog: Un año de Camino Salvaje

Comparte la entrada:

Parece increíble pero sí. Ya ha pasado un año desde que inicié este proyecto. Un año que en realidad ha pasado volando.

Ha habido momentos para todo. Buenos y malos, mejores y peores. Momentos de ilusión y momentos de bajón.

Está claro que tener un blog es mucho más de lo que parece a primer vista. Resulta ser todo un mundo. El iceberg al que solamente le vemos la punta.

Lo peor

Cuando empecé con el blog leí muchos artículos sobre cómo crear un blog profesional, que utilizar, los típicos errores de novato. Lo cierto es que he ido aprendiendo a base de prueba y error y eso ha hecho que todo haya sido más lento. Siempre me ha gustado aprender las cosas por mi cuenta y en este caso eso me ha costado meses de productividad… que le vamos a hacer.

Empece con wordpress.com y estuve 3 meses con esta plataforma (hasta finales de Enero de 2016) y luego tuve que pasarme a wordpress.org porque obviamente era mucho más profesional. No sabía claramente lo que quería contar ni cómo. Ni a quién. Vamos, no tenía ni idea de nada… La fui cagando una tras otra. Y encima fui haciéndolo todo despacito… Supongo que pensé que de esa forma ahorraba dinero y no me di cuenta de que perdía tiempo (que para mi es más valioso que el oro).

Y es que detrás de un blog hay muchísimas horas de trabajo. En serio, muchísimas. Y no solo horas de estar escribiendo artículos, no. Hay muchas horas de aprendizaje. Pues como en todo, cuando empiezas no sabes la cantidad de cosas que vas a tener que aprender. Yo no tenía ni idea. Palabras como SEO, hosting o plugin que hace un año me sonaban a chino y hoy utilizo como nativa del mundo 2.0. Pero claro, tras meses.

Pero creo que lo peor de todo para mí es la parte de las redes sociales. Lo confieso, las odio. Me meto en Facebook y me entra urticaria. Sé que son útiles, que tienen su función, que de hecho son necesarias para el blog pero yo las odio. Twittear cada momento, darle a Me gusta en Facebook porque ‘hay que hacerlo’. Imagen, imagen, imagen. Pero me tengo que adaptar a lo que hay…

Lo mejor

A pesar de todas las cagadas, las horas de trabajo y de todas las cosas raras que he tenido que aprender, tener un blog mola, y, sobre todo, tener un blog de viajes. Y mola porque he conocido gente genial. Otros viajeros con las mismas ilusiones y sueños locos que yo.

Si, los blogueros de viajes tienen un toque de locura que me encanta. Algunos los he conocido en persona, a otros a través de la pantalla del ordenador.

birratour2016

Y también he conocido gente que simplemente me lee y me escribe para preguntarme cosas o animarme a seguir escribiendo (a todos estos infinitas gracias).

Además, este año y gracias al blog, he podido conocer uno de los países más alucinantes del mundo: IslandiaPor si no lo sabías gané el billete de avión al país del hielo y el fuego gracias a un concurso por Twitter de Iberia Express. Me pasé un mes descubriendo la isla.

Sí, tener un blog de viajes mola.

Y a pesar de las múltiples cagadas gracias al blog he podido ir haciendo algo de dinero. Sí, cuesta, pero monetizar un blog es posible. A día de hoy no puedo decir que viva 100% de mi blog pero es un objetivo que esta ahí y es alcanzable. Sobretodo porque vivir viajando hace que necesite una fuente constante de ingresos y prefiero que sea gracias a mi blog que al hecho de escribir para otros (como me pasa ahora mismo).

Y para el año que viene…

Y para el año que viene más. Porque ahora que ya he pasado el umbral del primer año tengo un montón de planes para lo que está por venir:

  • Para empezar me voy al Sudeste Asiático con un billete de ida y te lo voy a ir contando todo en directo desde allí. Salgo el próximo 29 de noviembre hacia Hanoi, donde empezará esta aventura.
  • Los vídeos van a empezar a formar una parte muy importante de este blog.
  • Se presenta en el horizonte un nuevo diseño.
  • Vamos a empezar a contar con estupendas entrevistas a viajeros que han salido de casa sin billete de vuelta.

Cada día con el blog es una aventura y no sabes cuanto te agradezco que formes parte de esto.

Me encantaría escuchar tu opinión sobre qué te gustaría ver por aquí o qué cosas podrían mejorar.

¡No dudes en decírmelo en los comentarios!

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08
Mujer Kazaja
Crónicas de viajes

En un tren en Kazajistán

El único tramo que no viajé en moto de Madrid a Mongolia fue en Kazajistán y se debió a motivos

Festival de las águilas
Crónicas de viajes

El Festival de las Águilas de Mongolia

Cuando acaba el verano y las temperaturas bajan drásticamente, los nómadas de etnia Kazaja abandonan las montañas y bajan con

8 comentarios

  1. Enhorabuena Julia! Esperamos que sea el primero de muchos años contándonos tus aventuras y siendo una fuente de inspiración viajera para tantas y tantos! Qué ganas de vivirlo todo con los vídeos también!
    Un abrazo!

    1. Montse!

      Lo programé mal y pillaste el artículo los pocos minutos que estuvo en el blog!! jajaja
      Muchas gracias por tus palabras, la verdad es que me animan muchísimo.
      Ya tengo ganas de que los vídeos estén disponibles! Serás de las primeras en enterarte!

      Un abrazo!

  2. ¡¡Felicidades!!

    Tú cumples un año y yo un mes 🙂 Ojalá en 11 meses pueda decir cosas tan bonitas de la experiencia.

    Ahora a disfrutar el viaje y seguir trabajando y aprendiendo de esto, que es todo un mundo.

    ¡Un abrazo!

    Laura

    1. ¡Muchas gracias Laura!

      Seguro, tiene partes mejores que otras pero sin duda merece la pena, además estoy segura de que te irá muy bien con ese blog tan chulo que tienes.
      ¡Nos vemos por la ruta!

      Un abrazo

  3. Ay me siento taaaan identificada contigo, sobre todo el tema de las redes sociales, pero no hay nada que no venga con su pequeño lado amargo por mucho que nos guste ¿verdad? Enhorabuena por el aniversario y toda la suerte del mundo para tu próximo gran viaje y por supuesto para tus próximos objetivos! Ya se sabe, despacito y con buena letra 🙂 Un abrazo!

    1. ¡Hola Valen!

      jajaja, no sabes cómo me alegra saber que no soy la única que tiene un problema con las redes sociales.
      ¡Muchas gracias bonita! Iré contando el viaje por el blog (y las odiadas redes) así es que espero verte por aquí 😉

      ¡Un abrazo!

  4. Hola Julia:

    Acabo de caer en el blog.
    Me atrae como un imán lo de dejarlo todo y marchar sin billete de vuelta y me encanta ver a la gente que lo consigue. Y sobre todo, aprender. Aprender de tus experiencias. Y también ver que los blogs pueden sobrevivir al primer año, jajaja.
    Te diría que entiendo perfectamente los agobios del SEO, SERP y tropecientas palabras parecidas. Pero creo que eres tu la que te podrías compadecer de mi.
    En fin, aunque hace ya unos meses del aniversario, he empezado por aquí, así que aquí te dejo el comentario.
    Sigue contando tus viajes y sumérgenos en ellos.
    ¡Un abrazo!
    Javier

    1. Hola Javier,
      ¡¡bienvenido al blog!! Dejarlo todo para lanzarse a viajar es una paso complicado pero, personalmente, es lo mejor que he hecho en mi vida, viajar sin billete de vuelta. Y he descubierto que el paso más difícil es el primero, es tomar la decisión. Una vez estas en ruta todo es mucho más sencillo de lo que pueda parecer.
      jajajaja, bueno, ahora que ya sé que quieren decir todas esas palabras extrañas la cosa va mejor ¡¡El primer año de vida de un blog es duro!!
      Muchas gracias por pasarte por el blog y por comentar. ¡Espero poder seguir haciéndote viajar con mis relatos!
      ¡Un abrazo!
      Julia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *