Qué ver en Singapur en 3 días

Comparte la entrada:

Antes de llegar a Singapur sabía muy poco de esta ciudad-estado. Sabía que era un sitio donde tenían dinero, la pequeña Suiza asiática. Eso era todo. Resulta que Singapur es un pequeño país con una rica cultura venida de muchas tradiciones,  con una fuerte apuesta por la educación. Un país con una historia de comercio y superación.

Te cuento cómo sacar el máximo provecho a tu visita con todo lo que ver en Singapur.

Jardines de Singapur

Qué ver en Singapur en 3 días

Historia de Singapur

El nombre de Singapur quiere decir ciudad de los leones y le fue otorgado en el siglo XIV. Bastante antes de la llegada del inglés Thomas Stamford Baffles en 1819, quien construyó el puerto británico que convertiría esta isla en un importante centro comercial, debido a su estrategia ubicación, con China e India.

El país no obtuvo su independencia hasta 1965 cuando se separó de Malasia y se convirtió en país por derecho propio.

Mi idea de que era la Suiza asiática no solo venían dada por la alta calidad de vida del país y su poderío económico. Resulta que Singapur está sustituyendo a Suiza como paraíso fiscal a nivel mundial. Con uno de los PIB más altos del mundo. La economía de Singapur destaca por alto crecimiento y ha sido declarada como una de las más abiertas del mundo.

En 2006 el país tuvo unas elecciones gubernamentales que fueron seguidas, comentadas y discutidas por internet y los blogs, dejando de lado a los medios de comunicación oficiales. Sin duda Singapur es un país que mira al futuro.

Qué ver en Singapur

Divisa

La moneda de Singapur es el dólar de Singapur 1€ equivale a 1,58 SGP

Cambiar dólar de Singapur

Si vas a viajar a Singapur y quieres tener el dinero cambiado antes de llegar puedes cambiarlo con Ria Cambio de divisas, que te permite hacerlo por internet y te llevan el dinero a casa. No podría ser más fácil, además por ser lector de este blog tienes un descuento si usas el código CAMINO.

Presupuesto

Sin rodeos, Singapur es una ciudad cara. Y más si la comparamos con sus países vecinos. Pero a pesar de esto es fácil encontrar muchas actividades gratuitas y una amplia oferta cultural para todos.

Si quieres estar comunicado en todo momento puedes comprar una tarjeta SIM válida por una semana.

Transporte

El transporte publico de la ciudad es bastante económico. De hecho, el viaje en el metro es más barato que el de Madrid. Todos los viajes cuesta alrededor de un euro o menos por lo que moverse por la ciudad es fácil.

Alojamiento

El alojamiento es de lo que más sube el presupuesto en Singapur. Y más si lo comparamos con sus vecinos del Sudeste Asiático. Por su relación calidad precio (y su excelente ubicación) recomiendo el Footprint Hostel, que además incluye desayuno.

Además, al lado de este hostel se encuentra el mercadillo de Larut Road, donde podrás encontrar de todo. Desde trastos viejos y baratijas a preciosas tallas en madera o pinturas.

Si buscas algo con más privacidad puedes probar este hostel de cápsulas, Spacepod Lavender. Y si buscas una habitación privada ten en cuenta que los precios ya son bastante más elevados pero puedes echar un vistazo a las opciones aquí.

Comida

Uno de los puntos fuertes de la ciudad es la variedad gastronómica que se puede encontrar. Desde algunos de los restaurantes más caros del mundo hasta locales que abren 24 horas con platos en torno a los 3-4 €. La variedad de culturas que conviven en Singapur hace que sea muy sencillo encontrar comidas de todo el mundo, abundan los restaurantes indios (los más baratos), los de comida china, libaneses, turcos…

Lo que más caro resulta es tomarse una cerveza, lo más económico que yo he visto son 10 SGP por una pinta. Además tienes que tener en cuenta que los precios no suelen incluir los impuesto y los gastos de servicio.

Entradas y extras

En Singapur existe mucha oferta cultural gratuita, lo que hizo que la ciudad se ganara mi corazón. Por otro lado hay una gran oferta de museos con precios que rondan los 20-30 SGP. El más interesante, para mi, es el Museo de Arte y Ciencia, ubicado en el edificio que representa una flor de loto.

Si te interesa puedes comprar la Singapore Flexi Pass que te da acceso a varias de las atracciones de la ciudad.

Llegar a Singapur

Singapur cuenta con varios aeropuertos además de puerto. Los vuelos desde otras zonas de sudeste asiático son bastante económicos.

Además desde Malasia es muy sencillo llegar en autobús. Estos paran en el Golden Mile Complex, desde donde también salen los autobuses.

Puedes reservar tu transporte desde aquí.

Qué ver en Singapur

Aunque es un país bastante pequeño (una ciudad estado), son muchos los entretenimientos que tiene la ciudad. Los distintos barrios con marcada personalidad hacen de los paseos por Singapur un verdadero placer. En contra de la idea generalizada de gran ciudad con rascacielos y grandes edificios encontrarás una mezcla de edificios coloniales, barrios coloridos y moderna arquitectura.

Y si tienes dinero para actividades extra, como parques de atracciones o actuaciones y conciertos, entonces no querrás abandonar la ciudad. También puedes aprovechar y recorrerla en el autobús turístico de Singapur.

Little India

La zona que ocupa la comunidad india es un lugar lleno de colores, de olores a incienso, de saris, de música de Bollywood. Es todos los estereotipos que hay sobre los indios. Pero llevado con orgullo. Para mi uno de los lugares más interesantes que ver en Singapur.

La calle más popular de este barrio es Campbell Lane, donde hay un mercado con una gran variedad de productos. Desde comida y dulces hasta flores para ofrendas.

Hinduismo en Singapur

Si Campbell Lane es la calle más popular Sri Veeramakaliamman es el templo más famoso de Little India. Aunque son muchos los turistas que lo visitan eso no ha provocado que los hinduistas dejen de asistir al templo a rezar. Por el contrario siempre encontrarás gente haciendo ofrendas y rezando. Es un bonito templo lleno de colores y vida que merece muchísimo la pena.

Y si de colores se trata la casa Tan Teng Niah es otro de esos lugares que hay que ir a echar un vistazo. Esta casa llena de colores fue el hogar de un comerciante de caña de azúcar de origen chino y hoy es una de las estrellas en una visita por Little India.

Curiosidad del país

La ciudad es popular por la gran cantidad de prohibiciones y multas. Entre otras cosas, hasta hace bien poco, estaba prohibido comer chicle. O, por ejemplo, en el metro está prohibido llevar durian por su fuerte olor, con una multa de 500 SGP al infractor.

Arab Street

Yo tuve la sensación de pasear por el decorado de una película. Bueno, tuve esa sensación en muchos lugares de Singapur, la verdad. El corazón del barrio árabe es la Mezquita del Sultán. Que parece sacada del libro de Las mil y una noches.

En sus alrededores hay dos de las calles más animadas de Singapur: Busssorah Street y Haj Lane. La primera, Bussorah Street, es una calle peatonal llena de restaurantes. No son los más baratos de la ciudad pero la comida es deliciosa, mucha cocina turca y libanesa para chuparse los dedos. En la segunda, Haj Lane, es donde está la diversión nocturna, el lugar ideal para ir a tomarse una cerveza con música de fondo.

Chinatown

En este pequeño territorio chino se puede visitar dos bonitos templos, el de Thian Hock Keng y el de la Reliquia del Diente de Buda. Es la zona más apartada del centro pero está bien comunicada con dos paradas de metro, la de Chinatown y la de Telok Ayer.

Mercadillo de Bugis

Este popular mercadillo me decepcionó bastante, la verdad. Y más después de ver el de Larut Road. Es cierto que tiene de todo, pero es un mercadillo más de ropa y falsificaciones que de cosas curiosas. Depende de lo que estés buscando supongo.

La esplanade

Este edificio, conocido popularmente como ‘’los durian’’ por su aspecto, es uno de mis lugares favoritos. En sus instalaciones se celebran conciertos y obras teatrales. Pero además siempre cuenta con espectáculos gratuitos en su teatro exterior con vistas a la bahía. También es posible subir a su librería y a la terraza de la azotea.

Parque Merlión

Aquí se ubica la estatua más popular de la ciudad, y que hace referencia a su origen, el león de Singapur. Esta siempre plagada de gente intentando sacarse una foto con el león y con las bonitas vistas de la bahía que hay desde ahí.

Marina Sand

El imponente edificio, sede de un hotel, marca el perfil de la ciudad y es un icono en las fotos de Singapur. Es posible subir hasta la azotea, un piso 57, para ver las vistas de la ciudad. El mejor momento es al atardecer, así puedes aprovechar y verlo por el día, el atardecer y la noche. Tiene un precio de 23 dólares de Singapur. También es posible ir al restaurante que está en el mismo piso y tomar algo mientras disfrutas de las vistas, no se ve tan bien como desde la terraza pero te saldrá más económico.

Si quieres darte el lujo también puedes aprovechar tu estancia en Singapur y alojarte en este hotel, ¿por qué no?

Vistas de Singapur

Delante del hotel, justo al pie de la bahía, se encuentra el centro comercial, con tiendas super pijas, donde tuve la sensación que la gente se perfuma con Eau de dinero. Todas las noches a las 8 y 9 pm, en el agua frente al centro comercial, se celebra un espectáculos de luces y música. Es gratuito.

Los Jardines de la bahía

Para mi una de las estrellas de la ciudad son estos jardines. Personalmente me pasé un día entero paseando por la zona e incluso jugando en la zona infantil (que mola mazo).

Tiene distintas áreas que puedes descubrir paseando: la zona de cactus, el jardín indio, el bosque de palmeras, o los famosos invernaderos de cristal: la cúpula de las flores y el bosque de las nubes. Puedes comprar tu entrada para estos invernaderos aquí.

Uno de los rincones más populares es la zona de los Supertrees Grove, unas estructuras enormes que simulan unos árboles y están cubiertos por miles de plantas. 11 de ellos están equipados con placas solares. Dos de ellos están conectados por una pasarela a 128 metros a la que se puede subir, la entrada cuesta 8$. Aquí, todos los días, hay un espectáculo de luces a las 7:45 y 8:45 pm que merece mucho la pena.

La parada de metro para llegar hasta los jardines es Bayfront, al igual que la del Hotel Marina Sand.

Sentosa

En una isla cercana a la ciudad se encuentra esta playa. Limpia, con arena blanca y agua cristalina es un popular lugar de descanso. Si pasas más de dos o tres días en la ciudad es un rincón ideal para alejarse por un rato del ajetreo de Singapur.

Seguro de viaje y DESCUENTO

Ya sabes que siempre recomiendo ir con seguro de viaje. Yo lo hago con Chapka Assurance porque tienen los mejores precios y coberturas además de asistencia 24 horas en castellano. Además, por ser lectora de Camino Salvaje, tienes un descuento del 7% si lo contratas desde este enlace.

¿Te gustaría conocer Singapur? 

¿Conoces algún otro lugar interesante en Singapur?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, ¡y a ti te cuesta lo mismo!

Julia Del Olmo

Julia Del Olmo

A finales de 2013 empecé mi primer viaje sin billete de vuelta. Desde entonces he viajado trece meses a dedo por Latinoamérica, he pasado nueve meses en el Sudeste Asiático, he ido de Madrid a Mongolia en una moto de 125cc. Ahora ayudo a otros a organizar sus viajes con mis Cursos y talleres ¡Nos vemos por el Camino Salvaje de la vida!

Más para explorar

Elemento-08
Qué ver en Venecia en 3 días
Guías de viaje

Qué ver en Venecia en 3 días

La ciudad de los canales es, probablemente, una de las ciudades más visitadas y famosas del mundo y reconozco que

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *